Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.


Troiano Troiani, la belleza de la forma

Nacido el 4 de junio de 1885 en Buia, provincia de Udine. Artista autodidacta, realizó estudios artísticos en Venezia, Firenze, Roma, Austria y Rumania. En el año 1910, como parte de los festejos por el Centenario Patrio, en Gobierno Nacional implementó un sistema de becas para que artistas europeos vinieran a la Argentina y con su trabajo contribuyeran al embellecimiento de la ciudad de Buenos Aires.

Entre los que probaron suerte se encontraba Troiano Troiani que llegó a Buenos Aires en 1914. La obra de este escultor comprende figuras grandes y pequeñas, numerosos bajorrelieves, placas funerarias, medallas, retratos, y estatuas que adornan parques, instituciones, edificios públicos y necrópolis en la Argentina. Participó en varias exposiciones colectivas y expuso sus obras en muestras individuales.

Es un escultor figurativo mas no académico. Su arte contiene elementos clásicos y modernos. Es clásico por inspiración y la línea de conjunto: moderno por su modelado, estilo depurado y por el ritmo de su osado movimiento. La peculiaridad y diferenciación de su arte residen en la musicalidad de la línea, la expresión heroica, y ese aire de sublimada grandiosidad que se ha dado en llamar monumentalidad (Dante Mantovani).

Fue premiado y distinguido reiteradas veces en la Argentina y en el extranjero. Ejerció la docencia Artística como profesor de escultura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, desde 1939. Además de escultor, fue un fino y sensible dibujante, y como tal, ilustró diarios y revistas.  En 1957, la Accademia degli Sventati di Udine (la Academia de los imprudentes), fundada en 1606, le hizo miembro honorario.

Uno de sus primeros trabajos fue una serie de esculturas para la Bolsa de Comercio porteña, realizando después una obra similar para el Teatro Grand Splendid. Ganó numerosos premios en su trayectoria artística. Los faroles de la Plaza de los Dos Congresos en Buenos Aires (diseñados en 1929), Centauro, San Francisco, Arquero divino, instalada en La Plata, y Fernando III, que corona el frontón de la fachada de la iglesia colonial de San Fernando de Maldonado, son algunas de sus obras. Acerca de los faroles de la Plaza de los Dos Congresos, leemos: Sobre el espacio con granza que rodea la gran Fuente, desde el este dos altas columnas con 20 reflectores cada una sirven para iluminar el Monumento a los dos Congresos. Los singulares 151 faroles artísticos de 1 y hasta 5 brazos, son piezas de hierro forjado, fundidas en la región de Champagne, Francia, diseñados por Troiano Troiani en 1929.

El monumento a la coima

En 1933 con el objetivo de reunir en un único lugar todas las oficinas dispersas del entonces del Ministerio de Desarrollo Social se encargó al arq. José Hortal la construcción de un edificio de 23 pisos, dos subsuelos, una azotea y una terraza donde se pensó colocar un observatorio panorámico de la ciudad.

En 1934, cuando la construcción de la mole de 93 metros de altura estaba muy avanzada, se inauguró la muy ancha avenida 9 de julio; por lo tanto, el gran edificio quedaba en el medio del llano, lo que generó debates y propuestas de demolición de la obra.

El arquitecto harto de los funcionarios que lo incomodaban con sugerencias de coimas para resolver cuestiones referentes a la construcción, antes de entregar el edificio, encargó al Troiano Troiani dos esculturas de gran tamaño que se colocaron en los vértices de la fachada principal del edificio, sobre la Av 9 de Julio, a la altura del segundo piso: En una esquina, una mujer toma una caja con sus dos manos. En la otra, la misma mujer coloca una mano hacia atrás y mira distraída.

El edificio nunca fue demolido y se yergue, solitario, dominando la av. 9 de julio.

La Accademia delgi Sventati -la academia de los imprudentes- 

Nace en 1606 en Udine con el objetivo de "conversar bellamente por placer sobre argumentos fantásticos, bizarros, teóricos, extraños a la vida efectiva y a la realidad de las cosas, y vagar en un mundo de hipótesis artificiosas y de concepciones ficticias".
La Accademia participaba activamente de la vida de la ciudad. Habitualmente se los consultaba en el Comune para que se juzguen cuestiones de arte y de historia. 

A partir de 1762, la importancia original en temas literarios se deja un poco de lado en favor de los estudios sobre la agricultura y el comercio, y se crea así una sección especializada. De la Accademia formaron parte los personajes más ilustres de la ciudad que hicieron su contribución para difundir el conocimiento de la historia y la cultura del Friûl.

Se ocuparon de la restauración del Cjstiel di Udin, promovieron la fundación de observatorios metereológicos sobre los Alpes, crearon el Museo friulano; entre muchas otras cosas.

Fuente:

www.arteycoleccion.com.ar
• www.muma.gov.ar
• www.accademiasla-ud.it

Sugerido por Viviana Venturuzzi del Centro Friulano de San Francisco, provincia de Córdoba.

Ministerio de Desarrollo Social. Ciudad de Buenos Aire,s 1934.

El arquero, Plaza Moreno.
La Plata.1924

Emblema de la Accademia
degli Sventati di Udine.
Fundada en 1606.