Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.


José Bragato
un siglo con la música

José Bragato nació el 12 de octubre de 1915 en Udine, en una familia de músicos y artistas. Ingresó a los 8 años al Conservatorio Statale di Musica Jacopo Tomadini formando parte del coro y luego continuó estudiando piano. Por las noches, la familia siempre interpretaba música y su padre Enrico era flautista en varias orquestas de Udine, incluso en la famosa Osterie Il Contarena. Además era ebanista y restaurador del museo del Castillo de Udine.

Dejó el Friûl a los 13 años con su madre y sus 3 hermanos siguiendo a su padre y su hermano mayor, también flautista, hasta la Argentina. Se instalaron en el barrio de Saavedra de la ciudad de Buenos Aires y continuó estudiando piano hasta que una gran inundación en 1930 dejó a la familia sin techo ni instrumentos. El piano de José se deshizo en el metro y medio de altura de las aguas del río. Siempre recordó cómo "las teclas se iban despegando del piano, que se fue a la deriva". Un amigo de su hermano Bruno, el maestro Ernest Peltz, violoncellista alemán, no dudó en darle clases de cello a José y hasta en regalarle un instrumento, el que conserva hasta hoy, un Galeano del 1700; hasta que pudo ingresar al Conservatorio Nacional de Música Manuel de Falla, donde cursó las carreras de armonía, contrapunto y composición.

A los 15 años, toca música clásica pero también tango, folclore argentino y especialmente, paraguayo, comunidad a la que está vinculado desde entonces.

Sus primeras presentaciones fueron interpretando música folclórica argentina y paraguaya. Ya en 1937 trabajaba como músico integrantes varias orquestas de tango y jazz, entre ellas la de Juan de Dios Filiberto donde tocaba con su padre Enrico. En 1946, ganó por concurso el puesto de solista de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, y en 1948 ingresó como primer cellista de la Orquesta Estable del Teatro Colón jubilándose veinte años más tarde. Todos sus hermanos fueron solistas del Colón: Bruno Bragato, flautista; y Enrique Bragato, fagotista, pero quien se dedicó a la composición fue José.

Paralelamente tuvo gran actividad como director orquestal de las orquestas estables de Radio Nacional, Radio Belgrano, Radio El Mundo y Canal 13, fundó cuartetos de cuerdas y participó del Cuarteto Pessina durante sus últimos 10 años.

Junto con Astor Piazzolla, fundó la Vanguardia del Tango en 1955 y apoyó al maestro Piazzolla en la creación del Octeto Buenos Aires, junto a otros grandes músicos, produciendo la gran "revolución tanguera" porteña. La llegada de Astor de París y una ocasional reunión en la casa de un amigo selló el destino de estos dos hombres y el de toda una generación de tangueros. Recuerda: "A Astor lo conocía de vista, solía ir al Teatro Colón con Alberto Ginastera, pero nunca había tocado con él. Luego desapareció, coincidiendo con su viaje a Francia y nos reencontramos en esa reunión de la cual surgió el Octeto". Desde ese momento, fue un fervoroso admirador de Piazzolla y su gran amigo, cerrando la parábola de vida del compositor de Adiós Nonino en 1989, cuando pasó a formar parte del Sexteto Tango, última agrupación de Piazzolla. Cuando el violinista Rafael Gíntoli afirma que "Bragato fue el mejor traductor de Piazzolla", alude a un infatigable trabajo de José de transcripción de la obra de Astor para distintas formaciones de cámara y orquestales (su archivo personal cuenta más de 300 arreglos). No es casual la elección de Zubin Mehta, que dirige a la Orquesta Filarmónica de Israel en su arreglo de "Adiós Nonino".

En 1976 fue obligado a exiliarse en Brasil, donde fue solista de la Orquesta Sinfónica de Porto Alegre y en Natal fundó el cuarteto de cámara y orquesta de cámara para la Universidad de Río Grande do Norte e inició un archivo de música, que le valió un título honorífico por su aporte a la cultura brasileña. Al regresar, y por encargo de las autoridades de Sadaic, creó el Archivo de Música Popular y Culta a fin de recopilar música ciudadana que corría peligro de perderse. Hoy cuenta con más de 3500 obras.

Sus últimas actuaciones como violonchelista fueron a sus 81 años en la Orquesta de Tango Juan de Dios Filiberto, que dirige su amigo y maestro Osvaldo Piro. Su último solo internacional lo realizó en el Radio City de Nueva York, a los 80 años, integrando la agrupación de Atilio Stampone que acompañó la presentación de Julio Bocca y su ballet. Siguió componiendo y realizando arreglos para músicos alrededor del mundo.

Varias cosas le debe la música nacional a José Bragato: la inclusión del violonchelo en las orquestas típicas a la misma altura de la «voz cantante» del violín. Debido a su virtuosismo, los compositores se «arriesgaron» a escribir para el cello tanto como para el bandoneón o el violín. Además, el rescate de la música nacional popular y clásica, sus orquestaciones, su ayuda desinteresada para difundir el cancionero folclórico regalando partituras de piano a renombrados autores argentinos. Su obra Graciela y Buenos Aires (entre otras como Malambo o Tres movimientos porteños) ha pasado a formar parte de la literatura musical del violoncello en las universidades de Alemania, país donde sus obras empiezan a editarse.

Recibió el premio a la Trayectoria de SADAIC y también fue distinguido por su trayectoria por el Gobierno Autónomo de la ciudad de Buenos Aires. Asimismo, es co-ganador del Premio Grammy Latino 2002 en la categoría Tango por su trabajo como arreglador del CD "Adiós Nonino" realizado por el Amazonia Quartet de Brasil.

El Conservatorio Iacopo Tomadini en marzo del 2006 decidió poner el nombre de José Bragato a una de las nuevas aulas de la alta casa de estudios musicales, por decisión unánime de su consejo directivo. En el 2008 le otorgaron el premio "Mandi" a la cultura friulana en el Río de la Plata, que le otorgó la Associazione Due Mondi de la provincia de Udine, por su reconocida labor musical como compositor.

Fuentes:
• www.josebragatoyflia.blogspot.com.ar
• www.todotango.com
• www.hlmtango.com

Con Astor Piazzola

"Bragatíssimo",
tango que le dedicara en 1963 Piazzola.

"Malambo" de José Bragato, interpretado por su cuarteto de cuerdas Buenos Aires, con él al cello.
Facultad de Medicina, años ‘70, audio en vivo. Archivo personal de José y Elsa Bragato.

Sigue repasando sus melodías en el piano

Recibiendo el premio Mandi en el salón fogolâr de la Sociedad Friulana Buenos Aires