Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.

Centro "Raíces Friulanas" Centri "Lidrîs Furlanis"

Porque las raíces no solo nos nutren, también nos sostienen.

Parcè che lis lidrîs no dome nus nudrissin, ma ancje nus sostegnin.

Para acercarnos a la friulanidad desde el castellano, mantener vivas las raíces friulanas, conocer la Marilenghe, reavivar recuerdos. El taller de Friulano que se dicta en la Sociedad Friulana de Buenos Aires desde hace muchos años por Galliano de Agostini ofrece una modalidad en ciclos, abordando la marilenghe en cada clase desde un enfoque diferente.

Un barcon al Friûl - 10 años del taller de Friulano en La None

Para tantos friulanos y sus descendientes, la tarde del jueves en Buenos Aires es la más esperada de toda la semana. Un momento para uno, lejos de las dificultades de vivir y moverse en una gran ciudad, casi desmesurada; para encontrarse con las raíces friulanas y el recuerdo de aquellos que ya no están. Con la cálida recepción del salón más lindo de nuestra sede, el fogolâr y el mestri Galliano De Agostini le dan la bienvenida a los alumnos; durante dos horas se lee, se habla y se canta en friulano. Gente que ha atravesado toda la ciudad para llegar, algunos después de un viaje de casi dos horas.

Organizado en un programa mensual, el primer jueves se lee. Primero Galliano en su friulano claro de Tresesin, con su voz vibrante y sonora, después, por turnos los alumnos, cada uno en su propio nivel de conocimiento de la lengua. El segundo es para el dictado - il detât- que sirve para aquellos que han aprendido a hablar friulano de abuelos y padres, pero no a escribirlo. El tercero está dedicado a la música, con Galliano acompañado de su armónica y con Oscar Montoya en flauta. Vilotis furlanis para fijar la lengua mientras se canta.

El cuarto es el más esperado, el mestri lo ha llamado “mostrâ e contâ”. Una oportunidad para llevar un objeto de la familia que tiene su propia historia: una fotografía, un vestido, un palo de amasar, una medalla; y se la cuenta en friulano, italiano o español, según cada participante. En general, las historias están ligadas a la emigración friulana, las guerras o la infancia; verdaderos tesoros que pasan de mano en mano mientras el propietario habla con voz trémula de emoción y ojos húmedos. Todavía nos emociona el recuerdo de Bruni Caselli cuando leyó la carta recibida por su padre una semana después del terremoto del 76, o el orgullo con que Patrizio muestra un bastón hecho a mano por su padre, con las stelutis alpinis talladas que él mismo había dibujado de chico; la fotografía de Meni, padre de Mercedes, en uniforme acompañada por el documento con la baja definitiva después de la Segunda Guerra Mundial.

El taller comenzó hace 10 años, con Ferrucio Silvestro, compañero de Galliano en el Quartetto Armonía. Después de su desaparición, el mestri siguió con la ayuda de Oscar. Hay gente que viene desde el primer año y otros que se incorporaron hace un par de meses; hay quien entiende perfectamente pero tiene miedo de hablar friulano y quien se ha reencontrado con los sonidos de la marilenghe y el placer de “fevelâle” otra vez.

Como testimonio de esas tardes están las fotografías y los videos que pueden verse en el sitio http://fogolares.org/cultura/taller-friulano-Sociedad-friulana-BsAs.html, pero para entender el valor del taller qué mejor que las palabras de los propios alumnos:

"Desde hace tres años agradezco haber encontrado el taller de friulano, que lleva adelante con tanto cariño y alegría el mestri Galliano. Un espacio que despierta maravillosos recuerdos escondidos. Él no se detiene nunca, haciendo crecer este excelente taller. Gracias!!!”
Margarita Tondon

"O soi tornât a cjase.”
Patrizio Tosoratto

“A veces la vida nos coloca en situaciones complicadas. Gracias a una amiga, hija de friulanos como yo, encontré el Taller en el 2011. El mestri y los alumnos hicieron que volviera a creer en el valor del encuentro. En este espacio que la Sociedad Friulana de Buenos Aires nos ofrece cada jueves al atardecer, compartimos las tradiciones y la marilenghe, heredadas de nuestros abuelos y padres en esta patria elegida por ellos para hacer realidad sus sueños de una vida mejor. A todos, gracias.”
Mercedes Viscardi

“Una tarde de agosto, hace diez años, llegué a la Sociedad Friulana Buenos Aires buscando personas con mis mismas inquietudes. Por suerte encontré lo que buscaba y se armó un grupo pequeño que cada semana se reunía de la mano de Galliano. Así fueron surgiendo los primeros recuerdos perdidos pero no olvidados: sabores, palabras, música, afectos. Con el tiempo el grupo fue creciendo con friulanos y sus descendientes, cada año un poco más. Reencontré la familia friulana que había perdido, he derramado lágrimas de emoción, he revivido momentos inolvidables. Gracias mestri por todo lo que hacés para llevar adelante este grupo tan querido.”
Liciute Rivoldini

“Cada vez que voy al taller es como volver a casa, aquella casa donde crecí con la lengua, la cultura, las tradiciones y el amor por nuestro querido Friûl. El mestri y mis compañeros, mi gente!”
Estela Cescon

“El taller de friulano es la razón por la cual volví ya de grande a la Sociedad Friulana Buenos Aires. El mestri Galliano, enseña nociones básicas de gramática friulana, así como las tradiciones y la cultura: la literatura friulana tan rica, la producción cinematográfica y las expresiones artísticas actuales. Una vez que me ha empujado en este camino, me puse a buscar los medios para seguir aprendiendo y leyendo en friulano, Galliano y el taller me han dado la oportunidad de compartir con el grupo todas las novedades que voy encontrando, o las dudas que se me presentan, cosas simples como las recetas de comida típica friulana, que son también parte de la cultura.”
Eduardo Baschera

Graciis mestri!