Un espacio para difundir las actividades de los fogolares del mundo.
Un sito per diffondere le attività dei fogolârs ator pal mont.


135 años de emigración friulana hacia Argentina y Uruguay, los oficios que estos friulanos conocieron y ya se han perdido aquí y en el Friûl

Los inmigrantes llenan sus valijas con las pocas cosas que saben que pueden atravesar el océano, una olla para la polenta -quien sabe cuándo volveremos a comerla-, el vestido de novia que cosieron entre todas las mujeres de la casa, una foto que los abuelos se sacaron esa única vez que fueron a la gran ciudad como un lujo inesperado. Y muchos sueños, promesas, esperanzas.

Pero también traen su conocimiento, aprendido de los mayores, su profundo conocer de la tierra, el clima, los animales y los materiales.

Como un aprendiz, tantas pacientes horas llevando los animales a pastar, arando detrás del burro, en el taller del maestro, siguiendo cada movimiento con los ojos para no perder detalle. Un oficio que les abriría las puertas del nuevo mundo y les ganaría el pan para su familia. Un saber que pensaban trasmitir a sus hijos.

Muchos de esos oficios no podían hacerse en la nueva tierra, o no eran rentables. O se modificaban, adaptándolos a otros materiales. O simplemente se los llevaban la marea del tiempo y el progreso moderno.

Rescatarlos es abrir una ventana al pasado. Traer a la vida los nombres de ocupaciones y objetos oídos de boca de los mayores en marilenghe. Y además es recordar el Friûl como fue hace mucho tiempo.

No se trata simplemente de nostalgia, es rendir homenaje. Ver desde dónde se ha partido para valorar el presente y calibrar el futuro.

Eduardo Dino Baschera

Mistîrs
Calendario de la ASOCIACION de TRABAJADORES Socorros Mutuos e Instrucción de Cividale

Obsequio de Elisabetta Rocco (equipo de trabajo en la búsqueda de archivos históricos)

En esta producción fotográfica y de búsqueda histórica se presentan los oficios en su típica dimensión de trabajo puramente artesanal. Simples y tradicionales oficios, que son necesarios para responder a las necesidades diarias de las familias en la comunidad. Quizás porque cuando se trabajaba no había tiempo para tomar fotografías, es que estas personas no tienen la atención de los objetivos de las cámaras profesionales, rara vez han sido reflejados los gestos repetitivos, simples pero absolutamente perfectos, mientras transformaban las materias primas en elementos manufacturados, objetos de uso cotidiano, herramientas de diseño y, a menudo pequeñas obras de arte.

La Asociación de Trabajadores de Cividale junto con la Escuela de Artes y Oficios, han capacitado entre 1879 y 1916, a jóvenes alumnos en las actividades más tradicionales: carpintero, albañil, herrero, albañil, orfebre, herrero, decorador, sastre, zapatero y algunos otros, como la imprentero o tipógrafo, pintor, albañil, etc.

Detenerse en los gestos de las manos, que con gran habilidad y destreza transformaban los objetos de todos los días en pequeños tesoros de la vida para ser custodiados con amor, y por qué no, volver a descubrir el deseo de convertirse por un momento en sartors, pancôrs, marangons, mecanics, batirams.